Solo me pasa contigo.

Mi memoria borra los malos recuerdos, mis mecanismos de defensa se rinden. Mi sexo te reclama.

Vuelvo a ti porque la distancia no sirve de nada. Es como si estirara de una goma elástica, cada vez es un poco más flexible y aguanta más, pero al final vuelve al origen con más fuerza que la primera vez.

Y vuelvo a mi sitio. Vuelvo a Moan.

Beso

Acerco la boca, mojo un poco los labios, respiro rápido. Cuando le encuentro busco su lengua, me estrello con ella, le reconozco. Me encanta, me encanta besar, besarle.

Agarro su cuello, me hundo más. Mi cuerpo se acerca buscando lo que quiero encontrar, siiii. Está duro, como siempre, e igualmente mi sexo reacciona.

De mi garganta sale el sonido habitual. Sé que sonríe, aunque su boca esté llena de la mía.