Reinas de póker

Compartimos, experiencias, emociones, errores y aciertos, sexo.

Nos definimos Reinas porque nos queremos querer mucho, y hemos y seguimos luchando por caminar fuertes ante la crítica, la envidia, la ignorancia y los prejuicios. Como Reinas, saludando con la manita y la sonrisa permanente.

Desde que me disfracé de carta de póker con vosotras, he crecido, me he reído muchísimo y he conocido un aspecto de la amistad entre mujeres que me sorprende cada día: sois la generosidad y el amor hecho personas.

Mis Reinas, bailemos, ríamos, juguemos al póker, a la vida…

Siempre vuestra,

La Reina del trébol

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *