La historia del Club comienza en 2014 con la publicación de la novela The Moan Club, donde se narran las vivencias de un trío en su descubrimiento del Poliamor y la sexualidad no convencional. En ella, la protagonista Karen Moan, vislumbra la posibilidad de un Club al que describe así:

Moan Club quiere ser un homenaje a nuestros sueños, a nuestras pasiones, por supuesto a la música, pero también a nuestra forma de concebir el amor, la vida. Un sitio donde encontrarnos y encontrar gente que piense y sienta igual que nosotros.”

Años más tarde, el proyecto se materializa con una particularidad, Moan Club inicia su actividad como club femenino, en el cual las socias deciden qué eventos serán o no mixtos.

La idea inicial de compartir espacios para el ocio y el aprendizaje se transforma de manera orgánica convirtiendose en un referente para las mujeres en el desarrollo de su vida emocional, sexual y profesional. En un punto de encuentro para la socialización fuera de su entorno habitual, entre personas afines y respetuosas con la opción personal y la diversidad de cada una.

Se crea un espacio en el que desarrollarse profesionalmente y generar oportunidades, mediante la oferta de servicios o productos dentro del club, o el planteamiento de proyectos comunes. También se convierte en el lugar donde acudir para temas cotidianos, compartir información útil y de confianza.